En este momento estás viendo La batería térmica de Antora Energy, entre las ideas que cambiarán el mundo en 2023

La batería térmica de Antora Energy, entre las ideas que cambiarán el mundo en 2023

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Tecnología
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Aproximadamente un tercio de las emisiones mundiales de CO2 proceden del sector industrial, más que de la electricidad, la agricultura o el transporte.

Antora Energy ha desarrollado una forma de almacenar energía térmica y utilizarla para suministrar calor y electricidad industrial a demanda, sin emisiones de carbono.

Hoy en día, los procesos industriales necesitan generar mucho calor, y este se logra utilizando grandes cantidades de energía a partir de combustibles fósiles. Las baterías térmicas de Antora eliminan las emisiones de la ecuación.

Probablemente esté familiarizado con la forma de almacenar energía mediante la tecnología de baterías. Y es posible que también sepa que el mercado de almacenamiento en baterías de larga duración a escala de red está creciendo rápidamente.

El problema es que la mayoría de las baterías son demasiado caras para suministrar calor y electricidad las 24 horas del día. También hay problemas en la cadena de suministro relacionados con minerales críticos como el litio y el cobalto, que son materiales clave para muchas baterías.

Antora resuelve estos problemas utilizando bloques de carbono, los mismos que se emplean en hornos de acero y fundiciones de aluminio. La simplicidad de este enfoque elimina gran parte de la complejidad y la necesidad de minerales críticos. Evitando así, los retos en  la cadena de suministro que amenazan a las baterías convencionales.

De hecho, de todas las opciones de materiales para el almacenamiento térmico, los bloques de carbono pueden ser los de mayor densidad energética, los más sencillos de producir y los de menor coste.

La batería térmica de Antora puede almacenar 15 megavatios hora en el espacio de un contenedor de transporte, es decir, 5 veces más que una batería de iones de litio.

Necesidad crítica

El almacenamiento estacionario de energía eléctrica desempeña varias funciones importantes en el sistema eléctrico, y se espera que éstas aumenten a medida que la red siga evolucionando. Los sistemas de almacenamiento de energía de larga duración cubren necesidades de la red que van más allá de los ciclos diarios. Estos sistemas podrían proporcionar energía de reserva durante varios días, mejorando la resistencia de la red, o permitir la integración de cantidades aún mayores de fuentes renovables intermitentes como la eólica y la solar. A corto plazo, estos sistemas podrían ayudar a modelar la producción de instalaciones eólicas y solares individuales, mejorando la fiabilidad de estos recursos y aumentando así enormemente su valor para la red.

Innovación y ventajas del proyecto

El equipo de Antora Energy desarrollará componentes clave para un sistema de almacenamiento de energía térmica (batería térmica de estado sólido) que almacena energía térmica en bloques de carbono de bajo coste. Para cargar la batería, la energía de la red calentará los bloques hasta temperaturas superiores a 2.000 °C (3.632 °F) mediante calentamiento resistivo. Para descargar la energía, los bloques calientes se exponen a paneles termofotovoltaicos (TPV) similares a los paneles solares tradicionales, pero diseñados específicamente para aprovechar el calor irradiado por los bloques. El equipo está trabajando en un motor térmico termofotovoltaico, capaz de convertir de forma eficiente y duradero el calor de alta temperatura en electricidad. La empresa tiene planificado duplicar la eficiencia de los paneles mediante nuevos materiales y un diseño inteligente del sistema, permitiendo potencialmente una solución rentable de almacenamiento en red.

Algunas tecnologías ofrecen calor con cero emisiones de carbono, y otras, energía con cero emisiones de carbono: este proceso hace ambas cosas.

Antora tiene el potencial de cambiar la forma en que las grandes empresas industriales generan calor y electricidad, proporcionando una alternativa de cero emisiones a precios incluso más baratos que las opciones disponibles hoy en día.

Deja una respuesta